martes, 21 de abril de 2009

Capítulo 2

Sara pasó a buscarme a las once y como de costumbre todavía no estaba arreglada. Me faltaba terminar de vestirme y maquillarme. Como siempre, la pobre tuvo que esperar largo rato hasta que terminé de prepararme. Salimos tranquilas de mi casa y quedaba media hora para que la gente empezara a llegar. Me gustaba quedar antes con ella, se notaba que íbamos un poco a nuestra bola, y de este modo podíamos planear lo que haríamos durante la noche, no solíamos pasar todo el tiempo en un solo sitio, preferíamos apartarnos de nuestras amigas -que eran partidarias de quedarse en la discoteca de principio a fin de la noche- y así podíamos ir a otros lugares y estar con gente diferente, pues a mi parecer lo contrario era aburrido. Entramos en la discoteca a tomar una copa mientras esperábamos, según entramos nos quitamos las chaquetas que nos protegían de la fría noche de comienzos de abril y las dejamos en la entrada. Sara estaba muy guapa, ella era una de esas personas tan peculiares que hacen que la vida tenga algún sentido. Una cara redonda con una bonita sonrisa. Sus ojos de azul intenso contrastaba a la perfección con su pelo negro azabache. Siempre conservaba una expresión calmada que en mi tenía un efecto tranquilizante increíble. Nunca fui capaz de saber cuando estaba preocupada por algo, tan serena, resolviendo cada problema con una gran dosis de humor y una gran sonrisa en el rostro.

-Carol, anímate, vamos a bailar.
-Sarita, ¡qué dices! Que vergüenza...
-¿Tú vergüenza? ¿Desde cuando?- me dijo divertida mientras se dirigía a la pista de baile.
-Es que no hay nadie bailando- intenté replicar, pero ella ya no me escuchaba.

A mí nunca me gustó llamar la atención, pero con ella todo era diferente. Sara, mi dulce amiga, tan rebosante de vida, tan llena de gracia. Para Sara era necesario llevar a cabo todas esas locuras y desvariaciones que se la pasaban por la cabeza. Como una noche del verano anterior que nos arrastró a Carlota, Adri y a mi a la puerta de la piscina del pueblo. A día de hoy no me explico como lo logró, pero consiguió que nos coláramos porque quería bañarse. Al final, terminamos todas en ropa interior dentro de la piscina y no puedo negar que no me lo pasara bien, porque realmente disfruté de esa noche como una niña con un juguete nuevo y aun sigo recordándola como una gran noche repleta de risas, algo de alcohol, rodeada de amigas y con una gran dosis de amistad, pero es que a Sara jamás fuimos capaces de negarle nada, tiene un gran poder de convicción.

La discoteca, sin ser grande, tenía un ambiente único. Las luces, la música... Envolvían la noche y la llenaban de luz y de color . Todo en general tornaba la noche y la hacían mágica. Nosotras nos mezclamos con el medio y comenzamos a bailar. La discoteca se iba llenando tranquilamente. Cuando nos dimos cuenta estábamos rodeadas de gente bailando, personas que nos saludaban y se unían a nosotras, tampoco eran demasiadas, quizá la discoteca fuera demasiado grande en correspondencia al número de habitantes del pueblo, pero me encantaba, es uno de los lugares grabados en mi mente a los que más cariño tengo en mis recuerdos de adolescente. Pero era esa gente de toda la vida, aquellas con las que crecimos. Hermanos, amigos, primos, vecinos...

-No mires todavía. Hay un chico que no te quita el ojo de encima.
-Déjalo Sarita lo más probable es que te mire a ti. Anda ve por él. Seguro que tienes ganas.
-Te digo que no. Que es a ti. Ya me gustaría que él se fijara en mi...
Me ponía nerviosa cuando me ocultaba cosas intentando darlas un halo de misterio, ser misteriosa nunca la sentó bien, era demasiado transparente, en la luz de su mirada podías observar sus intenciones.
No me atrevía a mirar, quería ver quien era ese misterioso del que ella me hablaba y al que miraba con curiosidad pero tampoco quería que si era verdad que miraba, se fijara en que estábamos tan pendientes de él.

miércoles, 15 de abril de 2009

Video promo

Os informo de que tengo un video de promoción para Encerrada en el Olvido, lo hice yo así que no esperéis demasiado del video.
Podéis verlo en el enlace de más abajo.



video